SOBRE MÍ

Certificada en Disciplina Positiva para Familias por la Positive Discipline Association

Certificada Disciplina Positiva en el Aula por la Positive Discipline Association

Certificada en Disciplina Positiva para Organizaciones por la Positive Discipline Association

Certificada en Sikkhona por el Instituto de Comunicación

Desde que recuerdo mi vida ha estado marcada por mi vocación docente. Me licencié en Filología Hispánica para poder cumplir mi sueño de ser profesora. Entré por primera vez en un aula con tan solo 23 años y fue sumamente revelador. Me enamoré de mi profesión sabiendo mucho de literatura y poco de cómo tratar a mi alumnado. Pero la observación y la escucha activa me ayudaron a conectar con la adolescencia, etapa que me fascina. Más de 15 años entrado feliz día tras días en aulas de Barcelona y París.

En 2013 me convertí por primera vez en madre y me gustó tanto que repetí dos veces más. La maternidad me reafirmo todavía más la necesidad de respetar y acompañar la infancia y la adolescencia. Adoro ser madre. Adoro a mis hijas y a mi familia imperfecta. Me inspiran y me impulsaron a dejar un aula para ayudar a madres, padres y docentes a cambiar la mirada hacia la infancia y la adolescencia. Gracias a ellas sigo enfocada en dar herramientas a las familias que creen que el amor y el respeto son necesarios para crecer felices.

Mi ganas de seguir formándome junto con al convencimiento de que otra educación es posible de la mano de familias y escuelas me llevó a formarme en pedagogía Montessori y en Disciplina Positiva para familias y centros educativos. Y así, la Disciplina Positiva y la pedagogía Montessori se convirtieron una filosofía de vida.

2019 se presentó con un reto muy motivador: formar parte de la dirección de una escuela Montessori en París. Liderar un equipo requiere también un aprendizaje. Me certifiqué en Disciplina Positiva para Organizaciones y en coaching para empresas para poder fomentar un ambiente respetuoso que favoreciera las relaciones interpersonales sanas. Fue un trabajo intenso, complejo y repleto de dificultades, pero sumamente gratificante ver crecer un equipo fortaleciendo en el respeto mutuo y la confianza.

En todo este tiempo, he sido testimonio del poder transformador del cambio, de la capacidad que tenemos las personas para sacar nuestra mejor versión y poder mejorar nuestras relaciones personales. Creo que cada persona es única y tiene alguna cosa auténtica a ofrecer. Creo también que cada persona merece ser escuchada y empoderada en su proceso. Confío firmemente en el ser humano y estoy convencida de que juntos podemos hacer un mundo mejor.

Descubre más sobre mi CV

¿EN QUÉ PUEDO AYUDARTE?